Campeonas de Salud: T茅cnicas Laboratoristas con m铆stica de trabajo

Autor: USAID | Calidad en Salud

Guatemala, 9 de julio del 2009

vilmaLa epidemia del VIH y sida es un problema internacional que cada vez m谩s se est谩 esparciendo en poblaciones j贸venes entre los 15 y 24 a帽os y est谩 cobrando la vida de millones de personas. De acuerdo a las 煤ltimas estimaciones del Programa Conjunto de las Naciones Unidas sobre el VIH y sida -ONUSIDA-, los servicios de prevenci贸n de VIH llegan a solo una de cada diez personas que lo necesitan.

Para prevenir la expansi贸n de esta epidemia, es necesario que todos los involucrados informen sobre las medidas de prevenci贸n, sobretodo a las personas vulnerables a infectarse de VIH, as铆 como brindar la atenci贸n integral a todas las personas que lo requieran.聽

En Guatemala, el Ministerio de Salud P煤blica y Asistencia Social -MSPAS- realiza esfuerzos para brindar una atenci贸n integral y de calidad a las personas que lo soliciten, especialmente aquellas que est谩n en riesgo de contraer el VIH. Entre los servicios que se ofrecen est谩n la profilaxis sexual (Reglamento del Ministerio para el control de las enfermedades de transmisi贸n sexual), detecci贸n temprana del c谩ncer de cervix, orientaci贸n sobre Infecciones de Transmisi贸n Sexual -ITS- y VIH, en donde se oferta la prueba voluntaria de VIH, tratamiento a personas que tengan alguna ITS, as铆 como referencia y apoyo a personas con VIH.

Sin embargo, para que la atenci贸n sea de calidad, tambi茅n es importante que la actitud del personal de salud sea libre de estigma y discriminaci贸n, con un enfoque humanista y comprendiendo la situaci贸n de las y los usuarios.

Tal es el caso de Sandra Barrios, quien trabaja en el Centro de Salud de Coatepeque, Quetzaltenango, y de Vilma Mart铆nez, quien trabaja en el Centro de Salud de la zona seis en la ciudad capital. Ambas son t茅cnicas laboratoristas y son las que se encargan de聽 procesar las pruebas r谩pidas de VIH y entregan los resultados en menos de tres horas a las y los consejeros, quienes entregan los mismos y dan orientaci贸n a las y los usuarios.

Sandra y Vilma han tenido experiencias diferentes de trabajo y atienden a usuarios y usuarias de distintas 谩reas. Sandra atiende mayormente a mujeres embarazadas para la prevenci贸n de la transmisi贸n de VIH madre a hijo/a y tambi茅n a trabajadores del sexo. En cambio Vilma atiende adem谩s de mujeres embarazadas, a trabajadores del sexo y poblaci贸n migrante, de los cuales muchos vienen espec铆ficamente por la prueba voluntaria de VIH. A pesar de estas diferencias, comparten la misma m铆stica de trabajo.

En marzo de 2008, las dos participaron en una actualizaci贸n sobre el diagn贸stico de ITS y el uso de la Prueba R谩pida de VIH en el Laboratorio Nacional y talleres para la sensibilizaci贸n sobre Estigma y Discriminaci贸n, ambos coordinados por el Programa Nacional del Sida y el proyecto USAID|Calidad en Salud. Con los conocimientos recibidos, Sandra y Vilma se esfuerzan por entregar los resultados de las Pruebas R谩pidas de VIH el mismo d铆a, a pesar que en sus respectivos centros de salud son las 煤nicas laboratoristas que pueden realizar las mismas.


Vilma y Sandra intentan que las y los usuarios se sientan c贸modos cuando toman la muestra de sangre. El proceso de la prueba toma un promedio de veinte minutos, consiste en una tira que contiene ant铆genos del VIH, los cuales reaccionan cambiando de color con los anticuerpos del suero de la persona si es VIH positiva.

sandraDentro de su rutina, Sandra tiene que realizar m谩s de cincuenta pruebas diarias para varias enfermedades como S铆filis, Tuberculosis, Parasitismo Intestinal, prueba de embarazo y quince de 茅stas son para VIH, las cuales prioriza para entregar los resultados. A pesar que le encanta su trabajo, tuvo una experiencia hace m谩s o menos dos a帽os que le dio dudas sobre su carrera. La hermana de Sandra, quien es tambi茅n T茅cnica Laboratorista, trabajaba en el Hospital Nacional de Coatepeque. Durante la rutina de extracci贸n de sangre a una persona VIH positiva tuvo un accidente laboral. Para ver si su hermana fue infectada, Sandra le realiz贸 una prueba r谩pida de VIH, sin embargo el resultado fue reactivo d茅bil o indeterminado, por lo que se envi贸 al Laboratorio Nacional para su confirmaci贸n. Las hermanas tuvieron que esperar ocho d铆as para recibir los resultados. Durante ese lapso sufrieron emocionalmente, ante la duda que en realidad fuera VIH positiva.聽 Afortunadamente, el resultado fue negativo. Esta experiencia fue muy angustiosa para Sandra y se cuestion贸 si continuaba trabajando como t茅cnica. Sin聽 embargo, decidi贸 continuar porque la experiencia la sensibiliz贸 sobre la importancia de su trabajo para las y los usuarios.

En el caso de Vilma, que trabaja con diferentes poblaciones que tienen m谩s riesgo de contraer alguna ITS o VIH, muchas veces las y los usuarios que van al Centro de Salud de la zona seis, llegan espec铆ficamene para realizarse la prueba r谩pida de VIH. Vilma recuerda bien a una joven mujer que lleg贸 llorando al laboratorio. Esta joven estaba sufriendo discriminaci贸n en su comunidad porque hab铆a un rumor que ella ten铆a sida. Sus vecinos la maltrataban en la calle y nadie quiso acercarse a ella. Vilma prioriz贸 su prueba y esta mujer recibi贸 su resultado VIH negativo despu茅s de tres horas. Esto concientiz贸 a Vilma sobre la angustia que las y los usuarios tienen durante el tiempo que esperan sus resultados, adem谩s de otros sentimientos como el estigma y la discriminaci贸n que pueden sufrir por rumores.

Ambas laboratoristas reconocen que priorizar las pruebas r谩pidas de VIH permite dar un servicio m谩s completo, adem谩s de aminorar la angustia de las y los usuarios, ya que cuando deben regresar por los resultados uno o dos d铆as despu茅s, las y los usuarios no se presentan. En cambio cuando los resultados est谩n disponibles el mismo d铆a, las y los consejeros se los pueden entregar, respetando su confidencialidad y privacidad. Asimismo, reciben orientaci贸n sobre temas como cambios de estilos de vida para no contraer una ITS, prevenci贸n sobre VIH y evitar los s铆ntomas del sida, si sus resultados fueron positivos.

Gracias al esfuerzo que estas campeonas de salud ponen en su trabajo diario, ayudan a que sus centros de salud brinden una atenci贸n oportuna e integral.