Sistemas de informaci贸n al servicio de la salud p煤blica

SIGSA-SIDA.jpg

En el campo de la salud pública es imprescindible contar con datos registrados y estandarizados por un sistema de información, con el fin de conocer la situación actual en diferentes temas de salud dentro de un ámbito local, regional y nacional. Con el uso de un sistema de información acorde a las necesidades del Ministerio de Salud Pública y Asistencia Social -MSPAS-, se pueden lograr importantes mejoras como la automatización de los procesos operativos y la toma de decisiones con base en información confiable para futuras acciones.

En este sentido, el Sistema de Información Gerencial en Salud -SIGSA- del MSPAS, recopila toda la información de salud que se genera en la red de servicios en el país. Existen módulos específicos dentro del SIGSA para ingresar datos de los diferentes programas de salud y uno de ellos es el de SIGSA -sida, creado en el año 2003, que contiene la información de las orientaciones que se realizan en los servicios sobre infecciones de transmisión sexual -ITS- y el virus de inmunodeficiencia humana -VIH-, así como la oferta de pruebas de VIH voluntarias y con consejería.

A solicitud del Programa Nacional del Sida -PNS-, el proyecto de USAID|Calidad en Salud apoyó en el año 2006 el desarrollo de una base de datos para el SIGSA, la cual se alimentaba con los datos que el orientador u orientadora de un servicio de salud solicitaba al usuario o usuaria en el momento que brindaba consejería antes y después de realizar la prueba de VIH. Se crearon tres formatos para el ingreso de los datos: uno para población en general, otro para madres embarazadas y el tercero para niñas y niños expuestos al virus.

Trabajando en coordinación con el PNS, el SIGSA, USAID|Calidad en Salud y el Fondo de Población de las Naciones Unidas -UNFPA por sus siglas en inglés-, se realizaron talleres regionales para capacitar al personal e implementar la base de datos en todos los servicios de la red pública de salud en el país.

Cabe destacar que, a la par de la implementación de un sistema de información, éste debe ser revisado periódicamente para verificar que esté actualizado y que su funcionamiento siga respondiendo a las necesidades identificadas. Es por ello que a finales del año 2007, la plataforma del SIGSA, junto con todos sus módulos, fue modernizada para mejorar la obtención de datos.

Dentro de esta modernización, el módulo SIGSA-sida fue revisado y actualizado en junio del 2008 por el PNS y USAID|Calidad en Salud para superar sus debilidades y hacerlo efectivo, en su respuesta a los indicadores nacionales e internacionales, como los de la Sesión Especial de la Asamblea General de las Naciones Unidas sobre VIH/sida -UNGASS, por sus siglas en inglés-.

De tres, se redujo a dos formatos para el registro de los datos de las y los usuarios: uno sobre población general, incluyendo a madres embarazadas y el otro para niñas y niños expuestos al virus.

Después de realizada la actualización, se procedió a definir la metodología para su implementación en todo el país. Dentro de la misma fueron programados cuatro talleres de Capacitación para Capacitadores. Estos fueron coordinados por el PNS y acompañados por el personal de SIGSA, USAID|Calidad en Salud y la Organización Panamericana de la Salud -OPS-. En estos talleres participaron activamente los estadígrafos de cada uno de los servicios de salud que captarían la información, los epidemiólogos y el personal encargado de ITS/VIH.

En la actualidad se ha realizado la implementación del módulo en 28 de las 29 áreas de salud en el país, quedando pendiente Huehuetenango, en donde se crearon nuevos centros y puestos de salud, por lo que SIGSA está creando nuevos códigos de identificación para estos servicios. En cuanto finalice esta fase, el personal del SIGSA realizará la actualización e implementación del módulo en estos servicios.


Aún cuando es muy pronto para analizar los efectos y resultados de esta actualización, es importante destacar que estos esfuerzos buscan el mejoramiento de la calidad de los datos registrados. Más aún, la eficiencia en el desempeño del personal de salud y la conciencia sobre la información que genera el módulo son clave para definir e implementar intervenciones específicas para reducir la expansión del VIH en Guatemala.